impresion-3d-edificios
El primer edificio construido completamente con impresión 3D, ubicado en China y cuya obra fue dirigida por la empresa Winsun

Una de las noticias que más revuelo causó en el mundo de las revoluciones tecnológicas fue la inauguración de la primera oficina impresa en 3D del mundo, ubicada en Dubái. Lo relevante del hito es que fue logrado en tan sólo 17 días y al 50% del costo de una construcción tradicional.

Por tal motivo, analizamos si la impresión 3D podrá estar a la altura de sus promesas de “revolución tecnológica” y sentar las bases del diseño de infraestructura e importantes obras en el futuro.

¿Qué es la impresión 3D?

La impresión 3D es un proceso técnico de fabricación de un modelo tridimensional físico, a partir de un archivo digital (porque es la forma más práctica de denominarlo), aunque en realidad se trata más bien de un proceso de fabricación por adición. Entre sus mayores ventajas se encuentran que no requiere moldes para su producción, que la complejidad de los diseños no eleva el costo de fabricación, y que los objetos impresos en 3D salen en una sola pieza, por lo que no requieren ensamblaje.

Los materiales que más se utilizan actualmente van desde las resinas y los plásticos sintéticos más comunes, hasta el acero y el concreto.

¿Se pueden imprimir edificios enteros?

Hasta ahora, para construir una obra, se necesitan toneladas de materiales, decenas de trabajadores y muchas horas para crear los edificios poco a poco.

Sin embargo, tras varios años de investigación, la compañía china Winsun ha logrado construir las primeras casas con grandes impresoras 3D. En China, ya han construido un edificio de departamentos de 5 pisos y 1,100 m2 usando una impresora especial de gran tamaño. Este edificio se ha convertido en una de las referencias que más expectación ha generado en el mundo de la construcción.

Winsun señala que este proyecto tuvo un ahorro considerable si lo comparamos con el promedio de un proyecto de construcción tradicional de una vivienda: se necesitó un 60% menos de material, 70% menos de tiempo y un 80% de mano de obra.

Para hacer posible este edificio, la compañía ha tenido que desarrollar desde cero una impresora de gran tamaño que mide 6.6 metros de alto, 10 metros de ancho y 40 metros de largo. Usando un material especial que combina cemento de secado rápido, residuos industriales y un componente de endurecimiento, la máquina va poniendo el material por capas y creando partes de la vivienda. Finalmente, esas piezas se trasladan a la zona deseada y se instalan, formando así las construcciones.

Hacia el futuro de la construcción

Aunque las primeras casas realizadas con esta técnica poseen el potencial de impactar sustantivamente a la industria de la infraestructura, también nos muestran los límites que presenta la tecnología de impresión 3D hoy en día.

Para construir edificios enteros de una sola pieza, las impresoras deben ser de un tamaño colosal, o bien, necesitarían moverse sobre enormes andamios. Además, en lo que a infraestructura se refiere, la magnitud de los proyectos sigue siendo un obstáculo y los materiales necesarios en el sector de la construcción aún se encuentran en fase de desarrollo para poder ser impresos. Por tanto, la escala y capacidad de producción son los principales motivos por los que la impresión 3D todavía se encuentra en un estado de prueba en el sector de la infraestructura.

No obstante, queda claro que aún queda mucho por conocer y experimentar, pero sin lugar a dudas esta técnica permitirá crear estructuras más complejas que se fabriquen a partir de distintos materiales. Por el momento, habrá que estar atentos a nuevos modelos creativos y oportunidades de fabricación digital.

Fuentes:

  1. Impresión en 3D, ¿qué diablos es eso?, Forbes.
  2. Impresión 3D y fabricación digital. ¿Una nueva revolución tecnológica?, BID Integración y Comercio.
  3. ¿Son las casas hechas con impresoras 3D el futuro? ¿O son un callejón sin salida?, The Huffington Post.
  4. Descubre cómo las impresoras 3D construyen edificios, MediaTrends.

Impresión 3D: la nueva revolución del urbanismo

Humberto Armenta

Ingeniero Civil y empresario mexicano, fundador de Recsa.

Categoria: Innovación
2014 views