highway-g9a79c130b_1280

Para lograr un impacto significativo en el bienestar de la población en los estados, se necesitan proyectos de infraestructura carretera que atiendan las necesidades de sus habitantes. El beneficio de los caminos debe fomentar el desarrollo económico regional, por lo que su diseño sería mejor si se realizara de manera conjunta entre las autoridades estatales y federales.

En este momento, los recursos disponibles por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) son limitados, por lo que la construcción de nuevas rutas resulta complicada. Una alternativa es permitir la inversión de privados para poder financiar estas vías, con una recuperación asociada al cobro de peaje a usuarios por un periodo determinado. Este modelo, además de disminuir los tiempos de ejecución, basa su cumplimiento en estándares de calidad, brindando confort y seguridad a los usuarios. Por otro lado, garantiza que la carretera perdure a lo largo del tiempo, incluso por un periodo mayor al concesionado.

El estado de Michoacán se caracteriza por una agroindustria dinámica, la cual produce aguacates, zarzamoras, fresas, frambuesas, arándanos, entre otros. Tan sólo la producción de aguacate genera alrededor de 40 mil millones de pesos anualmente, de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario del estado. El estado se mantiene como una de las 11 entidades que aportan más de dos terceras partes del Producto Interno Bruto (PIB) nacional en lo que respecta a las actividades primarias, así como haber logrado un incremento en su PIB de alrededor del 3% en los últimos 10 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Otro aspecto clave es su ubicación estratégica, la cual debe ser aprovechada con el fortalecimiento del desarrollo carretero, la integración del puerto de Lázaro Cárdenas con la zona agroexportadora e industrial hacia el Bajío y el Occidente del país es fundamental para que la logística de exportación sea más eficiente, logrando una disminución en costos de transporte y aumentando la velocidad de traslado de las mercancías y los usuarios en general.

Por lo tanto, es fundamental desarrollar una nueva vía de altas especificaciones, que integre a Uruapan (principal zona productora de aguacate en el mundo) con otras poblaciones productivas como son Peribán, Los Reyes, Tingüindín, Jacona de Plancarte y Zamora. La construcción de esta carretera de altas especificaciones estará alineada al plan de desarrollo del estado en materia social y económica, lo que detonará otras actividades que generarán empleos y oportunidades para mejorar la calidad de vida, tal es el caso del fortalecimiento del ecoturismo en dicha región.

Esta autopista permitirá una mejor planeación de desarrollo en la región y generará un cambio en la logística de la actividad comercial y social de la zona. Asimismo, se implementará innovación y tecnología a través del Sistema Inteligente de Transporte (ITS), una herramienta muy relevante para monitorear en todo momento la vía, lo que generará mayor certidumbre al movimiento de mercancías y personas.

La inversión privada permite la realización de nuevos proyectos, al mismo tiempo que libera recursos públicos para proyectos sociales y productivos en zonas menos desarrolladas. Las nuevas rutas formarán un patrimonio conformado por activos que brindarán una mayor interconectividad a presentes y futuras generaciones.

Infraestructura carretera en beneficio de los estados

Humberto Armenta

Ingeniero Civil y empresario mexicano, fundador de Recsa.

Categoria: Infraestructura y Construcción
60 views