01

La cuarta revolución industrial, o la industria 4.0, es aquella centrada en la robótica, la automatización, así como el empleo del Internet de las Cosas y el Big Data. En resumen, la industria 4.0 marca el comienzo de una realidad digital que está cambiando las reglas de producción y la fuerza de trabajo. Sin embargo, la clave no sólo está en hablar de tecnologías avanzadas, sino en cómo las organizaciones pueden aprovechar estas tecnologías para impulsar sus operaciones e incrementar su productividad.

En México, esta revolución ha ido avanzando lentamente debido a que la manufactura ya es competitiva por los bajos costos de la mano de obra, pero, inevitablemente, llegará el momento en que disminuya el precio de las tecnologías digitales y comience a extenderse su implementación. En este sentido, será fundamental que las bases para consolidar el desarrollo de la manufactura en México sean la colaboración entre iniciativa privada, gobierno y academia, así como la inversión en investigación y capacitación.

En el país, aún están por abrirse nuevas oportunidades de negocio, y para que se pueda aprovechar al máximo esta tendencia se debe fundamentar principalmente en cuatro ecosistemas:

  • Ecosistema de soluciones al cliente. Productos y servicios distintivos que pueden ofrecer a los clientes o consumidores a través de la personalización de sus ofertas, una logística mejorada y modelos creativos para generación de ingresos.
  • Ecosistema de operaciones. Habilita soluciones y eficiencias de la cadena de valor de la empresa; abarca las actividades físicas y los flujos que respaldan el ecosistema de soluciones al cliente.
  • Ecosistema de la tecnología. Impulsa la arquitectura e interfaces de las tecnologías digitales. Incluye tecnologías fundamentales para la Industria 4.0, como inteligencia artificial, impresión 3D, internet de las cosas, entre otras.
  •  Ecosistema de las personas. Implica el dominio de la competencia y cultura organizacional. Define el perfil de las personas que se requieren en la Industria 4.0, quienes a su vez definirán cómo se usan las tecnologías emergentes.

Además de basarse en estos ecosistemas, la estrategia debe girar en torno al talento y al capital humano, teniendo como clave la innovación para agregar valor a cada uno de los procesos existentes. Así mismo, es fundamental que las empresas comiencen a desarrollar las habilidades del personal para poder aplicar y adoptar las tecnologías digitales que se necesitan.

Como vemos, la consolidación de la industria 4.0 en el país será un proceso lento porque en la actualidad no contamos con bases sólidas para desarrollarla, sin embargo, debemos tener en claro que, en el corto plazo, invertir en tecnología digital resulta importante, pero en el futuro, será sumamente rentable.

Oportunidades de la industria 4.0 en México

Humberto Armenta

Ingeniero Civil y empresario mexicano, fundador de Recsa.

Categoria: Innovación
383 views