01

Nuestro país tiene grandes retos en inversión para infraestructura. Actualmente, se encuentra alejado de las recomendaciones de inversión que propone la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, ocupando el lugar 65 en calidad de infraestructura, por debajo de países como Panamá y Chile, a pesar de ser la quinceava economía más importante del mundo.

Ante estos desafíos, el desarrollo de infraestructura, acompañado de nuevas tecnologías, tiene la facultad de generar progreso sin precedentes en proyectos que impacten positivamente a gran parte de la población.

A continuación, me gustaría describir algunas de las tendencias que nuestra realidad demanda, con el fin de mejorar el enfoque del financiamiento, desarrollo y la operación de la infraestructura.

  • Planeación a futuro 

Uno de los principales problemas es que la infraestructura no está al ritmo de los cambios que estamos viviendo. Por lo que el desarrollo tiene que ser veloz y radical, dejando de pensar en las necesidades de hoy, y enfocándose en las del mañana.

  • La sostenibilidad es clave

Se debe comenzar a pensar mucho más en la sostenibilidad, a fin de que los activos de infraestructura creen un valor a largo plazo y mejoren la convivencia social. Así mismo, se debe ir más allá de los conceptos puramente de ingeniería y costos, para comenzar a considerar la viabilidad de los proyectos.

  • La seguridad, como piedra angular

En los procesos de planificación y de operación se debe adoptar una postura propositiva hacia la seguridad. En este sentido, tiene que haber un mayor enfoque en mejorar la seguridad de la infraestructura existente, integrándola a los nuevos desarrollos.

  • Madurez de los modelos de precios

En los últimos años, hemos visto la aparición de precios dinámicos. Así que, a medida que la tecnología se sofistique, se espera que los reguladores se concentren en cómo balancear los modelos de precios dinámicos.

  • El valor de compartir datos

Los datos tienen el poder de transformar la forma en que desarrolladores y operadores gestionan la infraestructura, al mismo tiempo que impulsan una experiencia de usuario realmente mejorada. En México, aunque cada vez es más frecuente el uso de datos, aún se tienen que hacer importantes inversiones en muchos sectores de la infraestructura.

 

En estas tendencias podemos observar la necesidad de un liderazgo responsable para el financiamiento, desarrollo y operación de proyectos de infraestructura en el mundo. Considero que el desarrollo y la interacción entre estas tendencias pueden transformar la manera en que el gobierno e iniciativa privada invierten en el sector. Así mismo, también pueden contribuir a mejorar los cambios que atraviesa el sector y catalizar el liderazgo a nivel global bajo un mismo enfoque de bienestar y desarrollo.

Tendencias de Infraestructura

Humberto Armenta

Ingeniero Civil y empresario mexicano, fundador de Recsa.

Categoria: Sin categoría
1310 views